Como empezó todo…

Me llamo Giovanna Raya, soy la creadora de “Wonder Mamis”, como se llamaba inicialmente la comunidad.

Soy mamá de Joel de 10 años, un gordito que tiene TEA, y Elisa una peque de casi  un año de edad. La maternidad con el paso de los años va cambiando, evolucionando como todo y mis ganas de volver a introducirme en el mundo de los más pequeños y estár al corriente de todas las novedades y cambios en esos 10 años que tienen de diferencia, aparte el conocer a otras mamás residentes en el mismo lugar, me llevo a dar este gran paso, el gran paso de crear esta comunidad de apoyo.

Cuando cree el grupo, contaba con negocios colaboradores, los cuales ofrecían un descuento a los miembros a cambio de publicidad. Fue genial, ya que muchas mamás pudieron beneficiarse y obtener descuentos muy chulos y las empresas tuvieron ese empujoncito de visibilidad en un público muy definido.
Pasaron los meses, y como administradora veía mucho movimiento dentro del grupo, donde las mamás constantemente pedían recomendaciones , ya sea para irse a cenar con la familia, como para hacer una escapada de pareja.. Y creía que eran súper necesario hacer un directorio de referencia para que las mamás tuvieran tooooda la información de comercios al alcance de su mano, y que mejor que promoviendo la exclusividad y ventajas.

En los tiempos que corren somos muchas las familias que miramos precios y sitios chulos donde acudir con nuestras familias , hacer nuestras compras, o disfrutar de momentos de ocio, entre tantas cosas..

Y que mejor manera que creando este fantástico club?

“Wonder Mamis” como todo ha tenido una evolución, pasando a llamarse “Wonder Moms”  y cambiando ligeramente la estética manteniendo la línea que nos caracteriza, sigue manteniendo toda su esencia, seguimos y seguiremos siendo la plataforma de apoyo a la maternidad en Baleares como el primer día. Resolviendo dudas, compartiendo experiencias y siendo una enorme familia como hasta día de hoy.

He de decir que detrás de esta plataforma hay una persona que confió en mi y puso a mi disposición sus conocimientos y herramientas, por que creyó en este proyecto. Y vio como yo, que hay una necesidad real. Una necesidad de tener cosas chulas solo y únicamente por y para nosotras.

“Desde aquí Gracias”